Aniversario 50 de victoria “Hanoi – Dien Bien Phu en el aire” (1972-2022): Símbolo de sabiduría y valentía del pueblo vietnamita

Hace 50 años, a fines de diciembre de 1972, en Hanoi, Hai Phong y otras ciudades, el ejército y pueblo vietnamitas derribaron los aviones B-52 de la fuerza aérea de Estados Unidos, creando así la victoria “Hanoi – Dien Bien Phu en el aire”.

El triunfo se consideró una gran epopeya de la nación en el siglo XX, una de las gloriosas victorias en la historia nacional contra los invasores extranjeros, y un símbolo de la valentía y sabiduría del pueblo vietnamita en la era de Ho Chi Minh.

Soldados de defensa aérea y antiaérea protegen el cielo de Hanoi. Foto: VNA

A principios de 1972, la resistencia del pueblo vietnamita contra el imperialismo estadounidense entró en una fase drástica. Vietnam obtuvo grandes victorias en los distintos frentes: militar, político y diplomático. La estrategia yanqui de “vietnamización” de la guerra entró en peligro de derrumbarse por completo.
Para salvar esta política, los imperialistas yanquis conspiraron para realizar un ataque aéreo estratégico con B-52 a fin de presionar a la parte vietnamita a aceptar la firma del Acuerdo de París bajo los términos revisados de los mismos. Al mismo tiempo, destruyeron los potenciales económicos y de defensa del Norte, limitaron el apoyo a la revolución del Sur y sacudieron la determinación del pueblo vietnamita de luchar contra el imperialismo estadounidense, amenazando así el movimiento de lucha de los pueblos del mundo.

El equipo de combate de la milicia del distrito de Tu Liem (Hanoi) estaba en alerta máxima, contribuyendo al derribo de muchos aviones estadounidenses. Foto: VNA

El 14 de diciembre de 1972, el entonces presidente estadounidense, Richard Nixon, aprobó oficialmente el plan de incursión estratégica con B-52 en Hanoi y Hai Phong, conocido como “Operación Linebacker II”.

Dado este plan, el imperio estadounidense movilizó la fuerza más grande desde la Segunda Guerra Mundial, con el uso de 193 de los 400 bombarderos estratégicos B-52 que tenía en ese momento, mil 77 aviones tácticos de un total de más tres mil unidades, seis de los 24 portaaviones, más de 50 aviones de reabastecimiento y varios otros de apoyo, junto con 60 buques de guerra de todo tipo de la Séptima Flota de Estados Unidos.

Con perspicacia, el Comité Central del Partido Comunista y el Presidente Ho Chi Minh evaluaron la situación, pronosticaron de manera temprana y precisa los complots del imperialismo estadounidense acerca de la escalada de ataque en el Norte y la prolongada de la guerra.

Ya en 1965, cuando Estados Unidos dirigió sus B-52 al campo de batalla de Vietnam, cometiendo crímenes repetidamente contra el pueblo vietnamita, el Presidente Ho Chi Minh asignó el estudio de contramedidas a la Fuerza de Defensa Aérea-Antiaérea. Dijo que, “tarde o temprano, los imperialistas estadounidenses llevarían a cabo el ataque con B-52 en Hanoi y solo aceptarían perder la guerra siempre que el ataque fracasara”.

Como predijo el Presidente Ho Chi Minh, del 18 al 29 de diciembre de 1972, los imperialistas yanquis realizaron la campaña “Linebacker II”, lanzando miles de toneladas de bombas sobre Vietnam del Norte en un total de cuatro mil 583 salidas de vuelos, de los cuales 663 fueron de B-52. Particularmente, se arrojaron más de 10 mil toneladas de bombas en Hanoi.

Hanoi, Hai Phong y otras ciudades se convirtieron en campos de batalla especiales. Con el espíritu de lucha heroica, resiliente y creativo, las tropas vietnamitas lograron derrotar la emboscada estratégica del enemigo, contribuyendo al milagro “Hanoi-Dien Bien Phu en el aire”.

Después de 12 noches y días de lucha, el ejército y el pueblo del Norte derrumbaron 81 vuelos, incluidos 34 B-52, mataron y capturaron a más de cien pilotos estadounidenses.

Después de 12 noches y días de lucha, el ejército y el pueblo del Norte derrumbaron 81 vuelos, incluidos 34 B-52, mataron y capturaron a más de cien pilotos estadounidenses. El fracaso de la Fuerza Aérea de Estados Unidos obligó a las autoridades del país norteamericano a terminar incondicionalmente la campaña Linebacker II y sentarse a la mesa de negociaciones para firmar el Acuerdo de París, poniendo fin a la guerra y restaurando la paz en Vietnam.

“Dien Bien Phu en el aire” fue testigo de la contundente victoria de Vietnam y la gran pérdida de los imperialistas estadounidenses en la batalla aérea de 12 días y noches.

Aunque la victoria “Hanoi-Dien Bien Phu en el aire” cumplió 50 años, todavía tiene sus valores en la historia de salvaguardia de la nación así como la admiración del pueblo progresista en el mundo./.

Soldados de la artillería antiaérea de Hanoi contribuyen a la destrucción de muchos aviones estadounidenses. Foto: Archivo de VNA