Nexos Vietnam- España cumplen 45 años y miran con ambición hacia el futuro

Vietnam y España celebran en 2022 el 45 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas (23 de mayo de 1977), acontecimiento de significado especial pues, a lo largo de casi medio siglo de altibajos históricos, los nexos de asociación estratégica entre ambos países se han desarrollado cada vez más amplia y profundamente, y muestran condiciones favorables para un mayor avance en el futuro.

Ambas naciones establecieron oficialmente sus relaciones diplomáticas en 1977, pero el vínculo de amistad entre los dos pueblos se había formado y existía mucho antes. En especial, durante la pasada guerra de resistencia por la independencia y liberación nacional, el pueblo vietnamita siempre recibió un valioso apoyo y aliento de la gente del país ibérico.

En los últimos 45 años, generaciones de dirigentes vietnamitas y españoles han cultivado, promovido y ampliado constantemente los lazos de cooperación binacional en diversos campos.

Dentro del ámbito de la política, la apertura de las Embajadas de España en Hanoi, en 1997, y de Vietnam en Madrid, en 2002, marcaron hitos importantes, demostrando la determinación de ambos países de desarrollar más sus relaciones bilaterales.

Prueba mayor de esa determinación política representaron los contactos de alto rango e intercambio de delegaciones de los niveles, especialmente las visitas a Vietnam del Rey Juan Carlos y la Reina Sofía en 2006; del canciller español, José Manuel García Margallo en 2014; y las giras por España del primer ministro Phan Van Khai en 2001; del presidente Nguyen Minh Triet en 2009; de la subtitular de la Asamblea Nacional Nguyen Thi Kim Ngan en 2013; del vicepremier y canciller Pham Binh Minh en 2017, entre otras.

Un nuevo avance en las relaciones bilaterales devino, en 2009, el establecimiento entre Vietnam y España del marco de una asociación estratégica hacia el futuro.

Los dos gobiernos firmaron el acuerdo marco sobre la cooperación en 2001, otro de colaboración turística en 2002, el convenio para evitar la doble imposición en 2005, y otros tratos cooperativos en los campos de cultura, educación, ciencia-técnica, infraestructura de tráfico, promoción, protección de inversiones y adopción, así como un memorando de entendimiento sobre la defensa, creando un marco legal sólido para profundizar más sus lazos.

Concretamente, rubricaron documentos importantes, a saber, el quinto programa financiero, que facilitó los proyectos de cooperación realizados hasta 2020, y el memorando de entendimiento acerca del establecimiento del Comité Intergubernamental de la cooperación en la economía, comercio e inversión.

Al referirse al progreso de los vínculos binacionales, la embajadora española en Hanoi, Pilar Méndez Jiménez, subrayó que desde el principio eran relaciones basadas en cooperación al desarrollo donde España prestó especial atención a sectores como desarrollo sostenible y el apoyo a las mujeres. Ahora como Vietnam es hoy una nación de ingreso mediano bajo, dejó de ser un país de cooperación al desarrollo, y ambos tienen un vínculo más basado en la economía.

Además, Vietnam y España son miembros de numerosos tratados internacionales multilaterales sobre la prevención del delito, como las Convenciones de las Naciones Unidas contra la corrupción, la delincuencia organizada transnacional, las drogas, el terrorismo, y otras.

En el campo económico, Vietnam es uno de los principales socios comerciales de España en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), mientras que España constituye una importante contraparte comercial del país indochino en Europa.

El valor del intercambio comercial entre ambas naciones en los últimos años alcanzó un promedio anual de unos tres mil millones de dólares. En los primeros ocho meses del presente año, esta cifra sumó dos mil 460 millones de dólares.

España invirtió 140,65 millones de dólares en 85 proyectos en Vietnam hasta abril de 2022, ocupando el puesto 46 de 139 países y/o territorios que han inyectado capital en el país indochino.

Dado un contexto cada vez más favorable, el potencial para expandir la cooperación bilateral aún luce enorme, especialmente tras la entrada en vigencia, el 1 de agosto de 2020, del Tratado de Libre Comercio entre Vietnam y la Unión Europea (EVFTA). Este tratado ha brindado nuevas oportunidades para que ambas partes promuevan sus relaciones económicas, comerciales y de inversión en particular, y desarrollen una cooperación integral en todos los campos en general.

Las empresas españolas demuestran un interés cada vez mayor en el mercado vietnamita, sobre todo en los sectores con orientaciones de desarrollo sostenible, incluidos la energía renovable, infraestructura, turismo, alta tecnología, construcción y arquitectura.

De acuerdo con Néstor Santos Franco, consejero económico y comercial de España en Vietnam, muchas empresas españolas verán el mercado vietnamita más atractivo, al asimilar que ya existe un grupo de empresas insertadas en él, realizando negocios con éxito.

También, abogó por un mayor interés por parte de las empresas y de los consumidores vietnamitas por el producto español, con la calidad europea, pero a precios más competitivos.

Los sectores más atractivos para las empresas españolas en estos momentos y de cara al futuro son maquinaria y bienes industriales, los vinculados con los productos alimenticios (especialmente alimentación infantil y relacionados con la salud) y los inputs del sector primario, así como los de infraestructuras de equipamiento urbano, energéticas, de transporte y comunicaciones, agregó.

De acuerdo con las estadísticas, la llegada de turistas españoles a Vietnam aumentó continuamente en la etapa 2011-2019, de 30 mil visitantes en 2011 a cerca de 83 mil 600 personas en 2019, lo cual demostró que Vietnam se convirtió en un destino atractivo para los excursionistas españoles. Sin embargo, esta cifra se redujo durante los últimos dos años por la pandemia de la COVID-19.

Al mismo tiempo, los vietnamitas también comenzaron a elegir ese país europeo como su destino favorito.

Por otra parte, el Gobierno español ha implementado sus compromisos de apoyo financiero a Vietnam a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) a favor de la implementación de los programas de reducción de la pobreza, igualdad de género, sanidad, suministro de agua potable, protección de las mujeres, especialmente víctimas de violencia de género. 

Mediante la organización de numerosas exposiciones, actuaciones artísticas y proyecciones de películas, entre varias, la cooperación binacional en las esferas de cultura, educación e intercambio pueblo a pueblo se ha vuelto cada vez más vibrante, aportando a mejorar el entendimiento y estrechar los vínculos entre ambos.

Un programa de baile flamenco se efectuó en Hanoi bajo auspicios del Departamento de Artes Escénicas y la Embajada de España en Vietnam
(Fuente: VNA)

Respecto a la colaboración en los foros multilaterales, los dos países siempre han mantenido el apoyo recíproco en los asuntos regionales e internacionales de interés mutuo. Sobre esa base, las partes reiteraron su voluntad de elevar a una nueva escala la cooperación en esos mecanismos, especialmente en las Naciones Unidas, ASEM, ASEAN – UE, entre otros.

Con gran orgullo, Vietnam y España festejan en 2022 el 45 aniversario del establecimiento de sus relaciones diplomáticas, y la décima tercera celebración de sus nexos de asociación estratégica hacia el futuro.

Gracias a diversos esfuerzos y una firme determinación, pero sobre todo, la buena amistad de los dos pueblos en los útlimos 45 años, se puede notar que las relaciones binacionales poseen condiciones favorables para un mayor desarrollo en el futuro por la prosperidad común, y en contribución a la paz, la estabilidad y el desarrollo en la región, así como en el mundo./.